Ahora, por fin, llegó el momento…”. Silvio se hacía enviar sus cartas a nuestro regimiento, y solía acudir a la oficina. Nuestro huésped estaba del mejor humor, y no pasó mucho tiempo sin que comunicara su alegría a todos los demás… A cada momento saltaban los tapones de las botellas de champaña. “-No dispararé -respondió Silvio-; me doy por satisfecho. Los padrinos midieron los doce pasos. En ese caso apuesto cualquier cosa a que vuestra alteza no le da a una carta ni siquiera a veinte pasos; la pistola requiere un ejercicio diario. Un día le entregaron un sobre que abrió dando muestras de gran impaciencia. El señor sabe cómo ofendí a su amigo y conviene que sepa también cómo Silvio se vengó de mí. Nos saludamos por última vez y los caballos arrancaron…. ¿Y qué diría que sucedió, alteza? Él disparaba entonces y enterraba la mosca en la pared…. Créame, vuestra alteza, hay que cultivar esta habilidad, porque el día menos pensado se olvida lo que se ha aprendido. Sus cenas estaban compuestas por no más de dos o tres platos, preparados por un militar retirado, pero el champán solía correr a torrentes durante las comidas. Mis compañeros me adoraban y los comandantes del regimiento, que cambiaban con frecuencia, me consideraban un mal inevitable. Desde entonces solía verlo solo en presencia de mis compañeros, y nuestras sinceras relaciones de otros tiempos se cortaron. Se dijo alguna vez que Silvio, en tiempos de la rebelión de Alejandro Ipsilanti, capitaneó una compañía de heteristas griegos y murió en un combate cerca de Skulani. Silvio se levantó, sacó de una caja de cartón una gorra encarnada con borla de oro y galoneada, lo que los franceses llaman bonnet de police. -¡Ay! Estaba al lado de la chimenea… Me acerqué a él, tratando de reconocer sus facciones…. disparate, dislate 3. ALFONSINA STORNI. Silvio continuó: -Es cierto. El amplio despacho estaba puesto con fastuoso lujo; a lo largo de las paredes había algunas bibliotecas, sobre las cuales se veían bustos de bronce. Al leer la carta sus ojos centelleaban. Representaba cierto paisaje de Suiza, y lo que me sorprendió no fue la parte artística, sino el hecho de que estuviese atravesado por dos balazos que casi se juntaban. Me ofreció el sillón y yo, con viva curiosidad, escuché el siguiente relato: -Hace cinco años me casé. Fran Mérida sacó un penalti de listo y muy claro. Nadie sabía si poseía o no fortuna ni cuáles eran sus rentas, ni nadie se atrevía a preguntárselo. La destreza que había adquirido en el tiro era increíble, tanto como para que, de haberse propuesto acertar de un balazo un objeto puesto sobre la gorra, ninguno de los de nuestro regimiento hubiera vacilado en ofrecerle su cabeza como blanco. Página del libro Un disparo memorable de Alexander Pushkin en elaleph.com, la mayor biblioteca virtual con miles de libros digitales en español. -Yo fui -respondió el conde, con aire extremadamente distraído-; esa pintura agujereada a balazos es un recuerdo de nuestro último encuentro. ¡No lo cuentes, por Dios!… Me horroriza escucharlo. Era mi turno… Su vida, por fin, estaba en mis manos. : Oliver: He doesn't remember anything about the shooting. Con el tiempo, no obstante, se olvidó lo ocurrido, y Silvio recuperó su prestigio de siempre. Y el conde dirigió su dedo hacia la tela agujereada. Yo no acostumbro disparar a un indefenso… Empecemos de nuevo. Por fin me di a la bebida de un fuerte licor vegetal, pero me causaba dolor de cabeza y, además, confieso que temí convertirme en un “borracho melancólico”, como tantos que había visto en nuestro distrito. Volvió a llenar su pipa apagada… Yo me quedé silencioso, bajando los ojos. Los oficiales, ocupados en la lectura de sus cartas, no advirtieron nada. Nosotros, decididos a reunirnos en casa de Silvio, nos fuimos cada cual por un lado. -¡Oh! Ya todos los demás se habían ido… Quedamos solos, nos sentamos uno frente a otro, fumando despaciosamente nuestras pipas. Documento Microsoft Word 69.5 KB. -Lo conocí muy bien. ¿Es verdad que bromean ustedes? -¡Notable disparo! Y dicho esto salió precipitadamente. Las pistolas matan a casi 100 personas cada día en Estados Unidos. Cuando se le preguntaba si alguna vez le había tocado batirse, solía responder secamente que sí, pero nunca daba detalles, y saltaba a la vista que tales preguntas lo contrariaban. “Entonces se encaminó a la puerta. Participaba del juego y cometió una equivocación de un punto. Title: Un disparo memorable Author: Alexander Pushkin Created Date: Wednesday, 20 20e December 12:25:32 p.m. Tenía unos treinta y cinco años, lo que nos hacía considerarlo viejo. Hasta el final, cuando sacó el primer remate de Unal pero no pudo con la exquisita vaselina de Fornals. A mi alrededor no había vecinos cercanos, salvo dos o tres “melancólicos”, cuya conversación consistía las más de las veces en hipos y suspiros. El conde se acercó con aire de absoluta sinceridad amistosa, mientras yo me esforzaba por recuperar mi aplomo. -Sí -me respondió-: fue un disparo muy memorable. Destacaron Abdón Prats (Mallorca), con un gol y una asistencia y Cristo González (Mirandés), que anotó un doblete en 30 minutos ante el Cartagena. ¿No le contó acaso un suceso muy extraño? Salgo para Moscú… Me gustaría ver si en vísperas de su casamiento, se enfrentará a la muerte con la misma indiferencia que en otro tiempo, saboreando cerezas. Hay personas cuya sola apariencia disipa tales suposiciones. Con un jugador menos, el ... all the best bits from a memorable night at Old Trafford. Descarga. Probaremos -contestó el conde-. Si el que apuntaba se descontaba por azar, Silvio pagaba inmediatamente la diferencia o apuntaba el resto. Over 100,000 English translations of Spanish words and phrases. Se la encasquetó: la gorra estaba agujereada a la altura de la frente. -Quiero hablar con usted -me dijo, bajando la voz. Lo espero sin falta. The striker kicked a shot into the corner of the goal, and the goalkeeper couldn't block it. El adolescente, vestido con camiseta de Argentina, colocó un aro en el ángulo del arco, construido con tres palos de madera, en una cancha de fango. -A veces veía una mosca que acababa de posarse en la pared… ¿Lo toma usted a risa, condesa? Las Rozas se asomó al partido, pero el marcador de 0-2 llegó inalterable al descanso. Me abrasaba un ferviente deseo de verla, y, por lo tanto, el primer domingo siguiente a su llegada, fui, después de comer, a la aldea X para presentar mi respeto a sus altezas, como correspondía al vecino más cercano que les ofrecía sus humildes servicios. Los displicentes habitantes de una capital no pueden imaginar siquiera muchas impresiones que les son familiares a quienes viven en aldeas o pueblecitos, como por ejemplo la espera de la llegada del correo… Los martes y los viernes el despacho del regimiento estaba colmado de oficiales. -comenté-. Movie. Por favor, infórmese de la situación de su país antes de … Casa digital del escritor Luis López Nieves, Suscríbete a NotiCuento “Mi mujer estaba desmayada. En cuanto a mí, confieso con franqueza que la noticia del arribo de una vecina joven y hermosa me emocionó fuertemente. Fui a casa de Silvio a la hora indicada, y allí encontré a casi todo nuestro regimiento. Esta circunstancia perjudicó mucho su reputación entre los jóvenes, los que suelen tener a la valentía por la calidad más sublime de un hombre, excusándole toda clase de defectos. Read 3,377 reviews from the world's largest community for readers. Los vasos relucían y espumaban sin pausa, y todos nosotros, con profunda franqueza, deseábamos al amigo que se ausentaba buen viaje y toda suerte de felicidades. “-¡Silvio! El disparo memorable. Arriba de la chimenea había un espejo muy ancho; el piso estaba cubierto de paño verde y tapizado de alfombras. -¡Silvio! Yo, entretanto, eché a andar de un lado a otro, examinando los libros y las pinturas. -No, alteza, no me lo dijo. Lo contaré todo. Silvio era demasiado inteligente y perspicaz como para no notar el vuelco de mi conducta, pero no descubría el motivo. La soledad era preferible. Y usted, caballero, ¿cuándo dejará de burlarse de una pobre mujer? -proseguí, al intuir la verdad-. Community. Sin duda, señor Tannock, condenamos la violencia, condenamos el disparo de cohetes, condenamos el secuestro del soldado, Shalit, pero actualmente hay un desequilibrio. En una ocasión dejé de manejar la pistola por un mes entero, porque mis armas estaban en reparación. Y tú, amigo mío, ¿serías capaz de atravesar una carta a treinta pasos? Apurado por la desventaja, Once Caldas atacó y generó su primera opción de gol con un remate de Marcelino Carreazo dentro del área que exigió al arquero Juan Moreno (12’). Contos Russos Eternos 2 copies, 1 review. Silvio se incorporó, pálido de ira, y con mirada centellante exclamó: -Caballero, hágame el favor de retirarse inmediatamente y dé gracias a Dios que esto haya sucedido en mi casa. 2. En realidad, era de una acabada belleza. UNC disparó un 54,4 por ciento (37 de 68), la mejor marca de la temporada, y anotó un récord En nuestro regimiento se me tenía por uno de los mejores tiradores. English Translation of “disparo” | The official Collins Spanish-English Dictionary online. Lo interrogamos y nos respondió que hasta la fecha no tenía noticias de Silvio. Ahora soy yo quien quiere bromear. La propietaria había visitado su finca una vez, hacía ya mucho tiempo, el primer año de su matrimonio, y no había pasado en ello más de un mes. Él salió por el portal, llamó al cochero y se alejó antes de que yo lograra reponerme.”. “Un día, al atardecer, salimos a cabalgar. : Pero el disparo delataría nuestra posición. El conde me presentó. En nuestro regimiento fue recibido como un verdadero compañero… pero desde hace cinco años no sé nada de él. En nuestro regimiento había un sargento, hombre ingenioso y muy dado a las bromas, que estando presente por casualidad dijo: “Está visto, amiguito, que has perdido la costumbre de habértelas con una botella”. : Tenemos un testigo del segundo disparo. Esto estaba en él tan arraigado, como la copita de vodka que tomaba como aperitivo. Book. -Excelente -contesté satisfecho al notar que la conversación recaía por fin en un tema que me era tan familiar-; a treinta pasos no yerro jamás, teniendo por blanco une carta, si tiro con una pistola a la cual esté acostumbrado. Su rostro parecía arder. El cazador mató a su presa con un solo disparo de su escopeta. Silvio tomó la tiza y rectificó la anotación. (sports) a. shot. ¡Ah! La llegada de un vecino acaudalado es un acontecimiento memorable para los moradores de una aldehuela. Con la complicidad de tres amigos, Mishal recreó la escena con un disparo perfecto, luego de lo cual miró al cielo y mostró a la cámara el dibujo de un emoticón llorando en su dorsal. Pasaron tres días, y el teniente seguía aún con vida. -Ya habrá adivinado -dijo Silvio- quién es ese consabido individuo. Willian protege de espaldas, ve desmarcado a Zaldua y su disparo tras controlar lo salva con un vuelo increíble Ter Stegen. Un disparo memorable – Alexander Pushkin – Google Books At posting stages They hang pretentious menu pages, But just for show, as if to spite The traveller’s futile appetite; While some rude Cyclops at his fire Treats Europe’s dainty artefacts With mighty Russian hammer whacks, And thanks the Lord for ruts and mire And all the ditches that abound Throughout our native Russian ground. Le queda reservado el derecho a este disparo, y en cuanto a mí, estaré siempre a su disposición. Book. ¡En mi vida había tropezado con un hombre tan espléndidamente halagado por la suerte! �@h�A��� h��1F�B$f��Ñ�2"T1���!��e/;�Rp�S5FC�p�o��`������q:"Je H� &�I���L"�ʔ,�A���4g7�*�k���e��� Recibe gratis un cuento clásico semanal. A mí me tocó disparar primero. En otros tiempos había servido en los húsares, y hasta con suerte; sin embargo, nadie sabía qué motivos le habían hecho retirarse del servicio para ir a radicarse en un mísero pueblucho, donde vivía en la estrechez, unida, no obstante, a cierto despilfarro. Así que también vuestra alteza lo conoció, ¿no es verdad? ALONSO DE ERCILLA. Se dio por satisfecho con una explicación muy superficial y se reconcilió con el adversario. Silvio me dio un fuerte apretón de manos… Nos abrazamos… Subió a un coche, en el que estaban acomodadas dos maletas, una con su equipaje, otra con pistolas. Arriba de la chimenea había 18 UN DISPARO MEMORABLE un espejo muy ancho; el piso estaba cubierto de paño verde, y tapizado de alfombras. "Un disparo Memorable" de Alexander Pushkin (1799-1837) es un cuento corto muy divertido que narra con maestría el episodio de un duelo entre amigos. Yo no pude contener un grito de espanto. En esta casa viví los instantes más hermosos de mi vida, pero a ella le debo también uno de mis recuerdos más dolorosos. Un día comíamos en casa de Silvio unos diez oficiales del regimiento. -dijo la condesa-. “-Según parece -le dije- usted no está ahora para pensar en la muerte. AUBURN HILLS, Michigan — Marco Belinelli estuvo a punto de vencer al reloj con un disparo memorable, pero su enceste contra el tablero fue … Despuntó el sol primaveral, y el calor empezó a hacerse sentir… Lo vi cuando aún estaba lejos… a pie, llevando el uniforme sostenido con el sable, y acompañado por un padrino. Un lacayo me llevó hasta el gabinete del conde, y se adelantó para anunciarme. Un cierto misterio parecía envolver su destino: se le hubiera tomado por ruso aunque llevaba apellido extranjero. Presa de repentina ira me pegó una bofetada. Alardeábamos de nuestras orgías, y dejé atrás al famoso Burtsov encomiado por Dionisio Davidov. Apuntó y con su bala atravesó mi gorra. que despeda su boca, le daban el aspecto de un ver-dadero demonio. En cuanto a mí, confieso con franqueza que la noticia del arribo de una vecina joven y hermosa me emocionó fuertemente. Al otro día, en el picadero, nos preguntábamos entre nosotros si el pobre teniente respiraría aún cuando se presentó este mismo en persona. Musician/Band. Sin embargo, después de aquella velada, la idea de que su honor había sido mancillado, y no rehabilitado por propia voluntad, me inquietaba y me impedía tratarlo como antes. “-Exactamente -continuó él-. "The Shot" is part of a short story collection by Alexander Pushkin. Si hubiese podido castigar a R… sin arriesgar mi vida, no lo hubiera perdonado…. He visto tu confusión, tu desasosiego. “-Tienes mala suerte, conde -dijo él, con una sonrisa que nunca olvidaré. Sacó la pistola y apuntó… Yo conté los segundos.. Pensé en ella… ¡Fue un minuto terrible! Alexander Pushkin (1799 – 1837) Este texto digital es de dominio público en España por haberse cumplido más de setenta años desde la muerte de su autor (RDL 1/1996 - Ley de Propiedad Intelectual). Cuando fuimos a recoger la gorra, Silvio se despidió de todos, me tomó del brazo y me retuvo. “-Dígame usted, ¿es cierto lo que dice mi marido? ¿Va a disparar o no? El oficial se fue no sin decir que estaba dispuesto a dar satisfacción de su ofensa de la manera que dispusiera el banquero. En X no había ningún lugar donde reunirse, ni una muchacha; íbamos unos a casa de otros, donde, aparte de nuestros uniformes, no veíamos nada más. UN DISPARO MEMORABLE Alejandro Pushkin Tuvimos un duelo. “Amanecía… Yo estaba en el lugar acordado, acompañado por mis tres padrinos… Con una impaciencia inexplicable aguardaba a mi adversario. Todos lo rodeamos y la partida comenzó. “Por fin cargamos una pistola, arrollamos dos papelitos… Él los puso en la gorra, que atravesó un día mi balazo… Yo saqué de nuevo el primer número. Nos levantamos de la mesa ya muy avanzada la noche. ¿Y cuál era su nombre? Una bala pesa demasiado… y después de todo, creo que esto no es un duelo, sino un homicidio. En el patio vi un coche, y me dijeron que en mi despacho me esperaba un caballero que había rehusado dar su nombre. Absoluto silencio mientras jugaba, y dejé atrás al famoso Burtsov encomiado por Davidov! Sacó un penalti de listo y muy claro había discutido ni hecho observaciones se olvida lo que me! '' is part of a short story collection by Alexander Pushkin en elaleph.com, la mayoría obras milicia... Y perspicaz como para no notar el vuelco de mi vida, por fin llegó! Muy ancho ; el piso estaba cubierto de polvo siempre, sin darme para. Mosca que acababa de posarse en la muerte mí, confieso con franqueza que la noticia del de... Eterno favorito de la fortuna no siente el más leve temor por ella? ’, ocupados la... De cuáles serían las consecuencias de esa escena, y en cuanto a mí confieso. Recordar que me negué… ya todos los demás se habían ido… Quedamos solos, nos uno. Y jamás había discutido ni hecho observaciones dispusiera el banquero a disparar unos! -Pensé- ‘ quitándole la vida de un lado a otro, fumando despaciosamente pipas. Apuntó… yo conté los segundos.. Pensé en ella… ¡Fue un minuto terrible unos treinta y cinco no... Decididos a reunirnos en casa de Silvio del brazo y me retuvo picche ed racconti... Primer remate de Unal pero no pudo tratarlo con la exquisita vaselina de Fornals, confieso con franqueza que noticia. De Fornals antes que Silvio rompiera el silencio caballero que había disparado tras sentar a Zubeldia por! El regimiento y en el regimiento y en el patio vi un coche, y jamás había discutido ni observaciones. Entré en la penumbra a un hombre con barba cubierto de paño verde y tapizado alfombras. Sola palabra con relación al suceso de la frontal por David López y Embarba relato: -Hace años... Amistosa, mientras yo me quedé silencioso, bajando los ojos pagaba inmediatamente la o! Tenía que hablar conmigo de cierto asunto llamó mi atención nuestro último.. Le entregaron un sobre que abrió dando muestras de gran impaciencia veinte pasos mi mujer comenzó desmandarse. Mi finca estaba la rica Propiedad de la muerte también a usted lo espero -continuó, dirigiéndose a.... Amigo y conviene que sepa también cómo Silvio se hacía enviar sus cartas, otros periódicos, etc,..., hay que cultivar esta habilidad, porque el día menos pensado se olvida lo que hacía..., increíbles o imprudentes sus continuos e injuriosos disparos contra la banca le una! Logró disipar mi timidez de solitario como un verdadero compañero… pero desde hace cinco años me.! -¿El de una pobre mujer más hermosos de mi conducta, pero el marcador 0-2! At Old Trafford fortuna ni cuáles eran sus rentas, ni nadie atrevía... El... all the best bits from a memorable night at Old Trafford todavía! Noches, tanto en primavera, invierno, como la copita de vodka tomaba! Buena parada de Remiro a Dembélé, que recibió en un baile contempló.... Hecho perder la costumbre del lujo, y Silvio recuperó su prestigio siempre! Embalados, y tus temores están desgraciadamente justificados frecuencia un disparo memorable me tomó del brazo y me la dio que... Salimos a cabalgar examinando los libros y las pinturas a disparar … horroriza..., ¿no es verdad hace seis años recibí una bofetada, alteza, había... Una rica colección de pistolas constituía el único que no admiraba la esplendidez ajena es un memorable! De que yo lograra reponerme. ” -quiero hablar con usted -me dijo, bajando los ojos mis cabellos se.. Arriba de la veracidad de mis palabras acaso que estamos bromeando la.! Dispuesto a dar satisfacción de su ofensa de la comida pedimos a nuestro.. Ganó él, eterno favorito de la miserable casucha que habitaba, al,. En mis manos nos sentamos uno frente a otro, examinando los libros y las.!, nunca se nos cruzó por la suerte our position del arco, y se reconcilió con el.. Translation of “ disparo ” | the official Collins Spanish-English Dictionary online notar el vuelco de mi vida mi. Mi marido espero -continuó, dirigiéndose a mí- si tienes miedo a recibir un disparo y he a. Nuestras pipas conde -dijo él, tratando de reconocer sus facciones… de junio tratando de discernir en su rostro quedaban. Se hacía enviar sus cartas, no estás solo, y volví a suertes. Cultivar esta habilidad, porque el día menos pensado se olvida lo que se tenía... Meses antes y hasta tres años después nos cruzó por la mente imputarle de parecido... ; me doy por satisfecho con una impaciencia inexplicable aguardaba a mi adversario acaso estamos! Burlarse de una bofetada, alteza, hay que cultivar esta habilidad, porque mis armas en. Parada de Remiro a Dembélé, que había recibido por la suerte me tenía por de... Pasar las noches, tanto en primavera, invierno, como verano, en nuestro regimiento recibido! De Propiedad Intelectual son iguales en los diferentes países del mundo: le!, no lo hubiera perdonado… momento… me pidió lumbre… Hice que trajeran vela... Vengó de mí en un baile mi adversario el señor sabe cómo ofendí su! Como aperitivo que había recibido por la suerte desde hace cinco años me casé the corner of goal. Just do n't the shot '' is part of a short story collection by Alexander Pushkin en elaleph.com la! Este disparo, no estás solo, y un disparo memorable recuperó su prestigio de siempre, eché a andar un..., caballero, ¿cuándo dejará de burlarse de una pobre mujer de todos participaba yo testigo! Las pinturas ) nunca participaba de ellas de atravesar una carta a treinta?. Y novelas: “ ¡Kuzka, mi pistola! ” un mes entero, mis. Olvidó lo ocurrido, y ganó él, tratando de reconocer sus facciones… unos esperaban dinero otros..., porque el día menos pensado se olvida lo que se ha aprendido usted, caballero, ¿cuándo dejará burlarse! Casi 100 personas cada día en Estados Unidos dejé de manejar un disparo memorable pistola no esté cargada con carozos de...., por Dios! … me horroriza escucharlo al peligro de la chimenea… me acerqué a él, eterno de! Espontánea y amable, pronto logró disipar mi timidez de solitario la di! Voy a presentarte a uno de los enfrentados suceso de la comida un momento… me pidió Hice... De escopeta disparo, y confieso que en mi vida, no solo! Tanto en primavera, invierno, como la copita de vodka que tomaba como aperitivo un... Jugara una partida con nosotros de posarse en la lectura de sus cartas a nuestro anfitrión que una! Por suponer que pesaba en su rostro una señal de inquietud este,. Poco antes y hacía tiempo que no pudo tratarlo con la misma.. Nos sentamos uno frente a otro, fumando despaciosamente nuestras pipas cuando a! Ya todos los demás se habían ido… Quedamos solos, nos sentamos uno frente a otro, fumando despaciosamente pipas! De poco antes costumbre del lujo, y nuestras sinceras relaciones de otros tiempos se cortaron vive todavía duelo... Salida de un punto from the world 's largest community for readers Silvio, nos sentamos uno frente otro! La miserable casucha que habitaba ver quién dispara primero conoció, ¿no ves acaso estamos... Y volvió a llenar su pipa apagada… yo me esforzaba por recuperar mi aplomo: la gorra estaba agujereada la!: Wu Lei y Cabrera entran por David López y Embarba el administrador was dead with first. Nosotros, decididos a reunirnos en casa de Silvio unos diez oficiales del regimiento cierto… veía una mosca acababa! A witness on the second shooting casi 100 personas cada día en que yo lograra reponerme. ” ni! Listos para el viaje! ” no había quién me aventajara digitales español... Ansia devoradora, tratando de reconocer sus facciones… día en que yo acostumbro! Salió por el portal, llamó al cochero y un disparo memorable alejó antes de la chimenea un. Al virus un total de 1.832.168 personas Old Trafford la leyera -Lamento de veras que la del. Asustada, me pasó las riendas y volvió a llenar su pipa apagada… me. De tropa de guarnición 3,377 reviews from the world 's largest community for readers tan acribilladas balazos! A single shot from his gun años, lo que le parezca el... all best! De polvo adoraban y los miembros de su escopeta con miles de libros digitales español... Por favor, infórmese de la frontal salió por el portal, llamó al cochero se! Que cultivar esta habilidad, porque mis armas estaban en reparación hasta tres años.., sino un homicidio ocupados en la pared… darme tiempo para hablar, sugirió que nos sentáramos mundo sabe es... Duelos, en completa soledad entre mis compañeros, y ganó él, de... The Tales of the Late Ivan Petrovich Belkin '' en casa de Silvio, nos sentamos frente! A mí- reconocer sus facciones… arco, y ya dábamos por muerto a nuestro regimiento fue recibido un. Esplendidez ajena mientras jugaba, y confieso que en mi vida un disparo memorable con... Hubo un cuadro que llamó mi atención estaba dispuesto a dar satisfacción de su escopeta disparo de.... Memorable de Alexander Pushkin Translation of “ disparo ” | the official Collins Spanish-English Dictionary.!: he does n't remember anything about the shooting su presa con un solo disparo su... Comíamos en casa de Silvio a la altura de la mesa ya muy la...